Comunidad indígena aymara de Huarasiña proyectan construcción de mausoleo gracias a transferencia de Bienes Nacionales.

Resultado de imagen para Comunidad indígena aymara de Huarasiña proyectan construcción de mausoleo gracias a transferencia de Bienes Nacionales

Un mausoleo donde descansen sus antepasados, además de un museo y un centro de conservación, son los proyectos que anhela la Comunidad Indígena Aymara de Huarasiña, que hoy son más palpables con la transferencia gratuita de su cementerio por parte de la Seremi de Bienes Nacionales de Tarapacá.

 

 

Algo que el arqueólogo Luis Pérez, califica como un hito histórico. “Estamos hablando de un reconocimiento de una comunidad, que viene en muy buena hora a recomponer las relaciones de las comunidades indígenas con el Estado”.

Al camposanto se accede con dificultad, ya que las pasadas lluvias estivales cortaron el camino. Se trata de un centenar de tumbas dispuestas sobre la ladera sur de la quebrada de Tarapacá, las cuales están decoradas con las clásicas flores de papel, que son vigiladas desde lo lejos por el geoglifo, que los lugareños denominan el “Gordo”. A sus pies hay vestigios de construcciones aterrazadas de la época preincaica.

“Le vamos a dar un descanso como corresponde a nuestros hermanos, a nuestros ancestros, que son 13 cuerpos que se encuentran en el lugar hace varios años”, enfatiza Eduardo Relos, presidente de la comunidad indígena, quien le mostró a la seremi Pilar Barrientos, la maqueta del proyecto.

“Es un mausoleo, que es subterráneo y que tiene una capacidad para 120 cuerpos. Son inhumaciones que en algún minuto fueron extraídas de sitios arqueológicos, para darles descanso a estos cuerpos, que para la comunidad no son solamente cuerpos, son restos sensibles”, explicó Luis Pérez, uno de los promotores del proyecto, que actualmente está en la dirección de Arquitectura del Mop  y en coordinación con el Ministerio de las Culturas, las artes y el patrimonio.  Y un segundo proyecto que es el centro conservación y museo de Huarasiña, en donde va ir la gran cantidad de colecciones arqueológicas que actualmente están repartidas por el país.

Por su parte la seremi de Bienes Nacionales, Pilar Barrientos afirmó que esta transferencia del domino es el inicio de una agenda común con la comunidad indígena, que va permitir el desarrollo de este importante proyecto que tramitan con el Gobierno Regional. Son dos espacios y un área de resguardo de piezas arqueológicas.

Sobre su relevancia histórica, Luis Pérez, afirma que el cementerio tiene inhumaciones por lo menos de dos siglos y aún está activo. “A sus costados aún tiene las trincheras donde en una primera instancia los soldados de la Guerra del Pacífico de la República Peruana defienden la primera avanzada a la invasión chilena y luego es tomada por el Ejército chileno para contener a la población que seguía defendiendo a lo que en algún momento era su patria”.

Además de contener una gran significación patrimonial y ceremonial por los senderos y la alineación entre diversos geoglifos, incluyendo el Gigante de Tarapacá.

“Es un gran asentamiento agrícola, en el cual fue persistiendo el área de Huarasiña que en algún momento fue el asiento del corregidor español y es donde se firma la mayoría de los documentos del periodo virreinal para Tarapacá”, comentó el experto.

 Algo que llena de expectativas al presidente de la comunidad, “este es un gran logro porque nos va permitir ejecutar los proyectos que tenemos acá en el cementerio…, vamos a buscar los recursos para cercar de una forma que no invada el lugar y tercero ordenar un poco el cementerio, lograr también hacer identificación de las personas enterradas, hay personas que no tenemos los nombres”.

La entrega del cementerio se efectuó a través de una sencilla ceremonia, donde estuvo presente el gobernador del Tamarugal, Luis Tobar, el alcalde (s) de Huara, Juan Francisco Retamal  y representantes del Adi Jiwasa Oraje.

 

 

 

 

 

Contacto

  contacto (@) radioinvasion.cl
  +56 9 86625817
  PRONTO WHATSAPP
  Iquique / Chile