Salud y Trabajo inician fiscalizaciones coordinadas para detectar casos de silicosis.

La exposición al polvo de sílice generada por fracturamiento de rocas o emanación de polvo en suspensión representa uno de los problemas de salud pública de mayor relevancia en Chile.

 

 

Atendiendo lo establecido en la Política Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo y en el Programa Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, la Seremi de Salud y Dirección del Trabajo ejecutarán un programa de fiscalización coordinada dirigido a empresas pertenecientes a los sectores productivos de mayor exposición a sílice, durante el segundo semestre.

Así lo dieron a conocer en la visita inspectiva que realizó el Seremi de Salud, Manuel Fernández, y la Seremi del Trabajo, Cibel Jimenez quienes llegaron hasta la obra de construcción de viviendas sociales en Las Bugambilias de AltoHospicio, a cargo de la empresa ACL, cuya dotación de trabajadores es de 170 personas.

Esta afección pulmonar aqueja a trabajadores de áreas mineras y de construcción, específicamente de viviendas y edificios; además de quienes guían a camiones en la descarga de material, operadores de chancadores de molienda, operadores de equipos como camiones y cargadores frontales que se desenvuelven en ambientes con presencia de nube de polvo, entre otros.

Las fiscalizaciones incluyen la verificación de implementación de medidas ingenieriles que disminuyan la emanación de polvo al ambiente, evaluaciones ambientales para determinar los niveles de riesgo y exposición, evaluaciones de salud que permitan pesquisar precozmente a los trabajadores con silicosis y verificar la realización de capacitaciones por parte de la empresa a los trabajadores para prevenir la exposición en los lugares de trabajo.

“Hay una escasa información de enfermedades profesionales en Chile y desde salud vemos con preocupación los bajos porcentajes de cobertura de los programas de vigilancia que llevan a cabo los organismos administradores de la Ley 16.744, siendo un 10,8% actualmente, lo que está lejos del 35% de cobertura requerido para que las acciones de vigilancia ambiental tengan un efecto costo efectivo en los años de vida saludables de los trabajadores expuestos”, comentó Manuel Fernández, Seremi de Salud de Tarapacá.

CIFRAS

Según datos de fiscalizaciones de la regulación sanitaria del Reglamento sobre Condiciones Sanitarias y Ambientales Básicas en Lugares de Trabajo, Protocolo de Vigilancia del Ambiente de Trabajo y de la Salud de los Trabajadores con Exposición a Sílice, en 2018 observamos que:

• El 82,9 % no controla el riesgo en el origen a través de la implementación de medidas ingenieriles (humectación, ventilación, encapsulamiento, etc.), a pesar de ser una exigencia normativa.

• El 80,5% no envía a los trabajadores a control de salud de acuerdo a los resultados de las evaluaciones ambientales.

• El 75% de las empresas donde existe exposición no gestiona las evaluaciones cualitativas por exposición a sílice.

• Respecto de las medidas control ante el riesgo residual, como los elementos de protección respiratoria. En el 82,9% de los casos, no cumplen con los requisitos y características del riesgo a cubrir.

Según cifras de la Superintendencia de Seguridad Social, en 2017 sólo el 1% de las enfermedades profesionales en Tarapacá correspondieron a enfermedades respiratorias, siendo una región minera, lo que contrasta con altas tasas de prevalencia e incidencia de silicosis encontradas en pacientes que son atendidos en Salas de Enfermedades Respiratorias Agudas (ERA) de consultorios.

 

 

 

 

 

Contacto

  contacto (@) radioinvasion.cl
  +56 9 86625817
  PRONTO WHATSAPP
  Iquique / Chile